Santiago. Una máquina perforadora podría acercarse este jueves al refugio en el que supuestamente se encontrarían 33 mineros atrapados hace casi dos semanas en una mina subterránea en el norte de Chile, admitieron autoridades.

 

Los familiares de los operarios en las afueras de la mina de oro y cobre San José permanecieron en vigilia gran parte de la noche con la esperanza de poder rescatar con vida a los mineros, aunque por momentos especialistas y el propio ministro del sector han admitido que las probabilidades son bajas.

 

Con todo, una de las nueve máquinas de sondajes estaría muy cerca de llegar en la jornada a los 700 metros de profundidad, nivel en el que se ubicarían los mineros, pese a algunos desperfectos que presentó una de las piezas de la máquina más avanzada en las tareas de perforación.

 

"Se está trabajando en ello (arreglo de pieza) y esperamos que podamos avanzar prontamente", dijo Ximena Matas, la autoridad del gobierno en la zona del accidente.

 

Si finalmente el sondaje más avanzando llega a la zona programada o "rompe el fondo" en las próximas horas, la siguiente fase será entubar el ducto perforado para introducir una cámara e intentar hallar a los mineros en lo más profundo de la mina.

 

"Sabemos que tenemos que esperar, paciencia, tranquilidad y en eso estamos", dijo el ministro de Minería, Laurence Golborne ante la inminente llegada de una de las máquinas perforadoras a la zona en que se encontrarían los mineros.