Copiapó. Por primera vez los mineros atrapados en una mina en el norte de Chile pudieron hablar directamente con sus familias a través de un teléfono que se envió a las entrañas de la tierra donde permanecen los trabajadores desde hace 24 días tras el derrumbe.

A través de la comunicación telefónica, también las autoridades y los rescatistas han podido saludar a los trabajadores, darles instrucciones y recabar información.

El contacto de un familiar por minero fue corto, duró entre 20 a 30 segundos, informó Terra.

En materia sanitaria, el ministro del ramo, Jaime Mañalich, informó que entre este lunes y el miércoles los trabajadores serán vacunados.

Explicó que “a partir de esta semana serán vacunados contra el neumococo y el miércoles contra la influenza. La idea es cuidarlos, protegerlos y mantenerlos en buen estado de salud: la humedad y el ambiente que existe abajo, en la profundidad de la mina, pueden ser complejos y provocarles ciertas infecciones, por eso que estamos reforzando su inmunidad", informó Cooperativa.

Uno de los mineros atrapados cuenta con entrenamiento de primeros auxilios, así que estará a cargo de las inyecciones, señaló ABC.

Saludo del Papa. Los familiares de los mineros se mostraron emocionados y agradecidos por el mensaje del Papa Benedicto XVI, que en su tradicional rezo del Angelus dominical, pidió a los trabajadores "serenidad" para esperar el rescate y dijo que oraba por ellos.

Según informó el ministro de Minería, Laurence Golborne, los trabajadores se trasladaron a un sector más seco y profundo del yacimiento, pues donde se encontraban era húmedo y caluroso.