Copiapó. Minero rescatado de la mina San José en el norte de Chile denunció que tres horas antes del derrumbe denunciaron que se escuchaban crujidos en el yacimiento más fuertes que de costumbre, por lo que solicitaron salir a la superficie, sin embargo, el gerente de operaciones de la mina, Carlos Pinilla, les negó el permiso.

Así lo indicó Juan Illanes, un ex militar que formó parte del grupo de 33 hombres que protagonizaron una epopeya de sobrevivencia al permanecer más de dos meses atrapados bajo tierra.

Las denuncias hechas por Illanes al diputado Carlos Vilches, integrante de la comisión investigadora de la Cámara, llevó a que éste se contactara con otros mineros.

Me parlamentario narró a La Tercera que Illanes “me señaló que a las 11 empezaron a sentir ruidos muy fuertes. Pidieron salir y les negaron el permiso. Ellos (los mineros) piensan que hubo negligencia de los dueños y gerentes. Las condiciones y el riesgo eran cosa sabida, pero estos señores (actuaban) como si lloviera (…). Lo razonable era sacarlos”.

Los dichos de Illanes fueron respaldados por Jimmy Sánchez y Omar Reygadas. El primero dijo que "la mina estaba sonando y nos dejaron adentro, pero no puedo hablar más de eso".

Por su parte Reygadas señaló que "yo estaba en un cargador cuando ocurrió. Después escuché lo de la llamada. Debe haber sido el jefe de turno (Luis Urzúa) o el capataz (Florencio Avalos). Uno de ellos se contactó con Pinilla. Sabía muy bien lo que pasaba en la mina, así que no puede negarlo. Hacía varios días que estaba crujiendo. Yo me presentaré ante la comisión investigadora. Es mi deber”.