Copiapó. Al informar los grados de avances en los trabajos que se están realizando para rescatar a los 33 mineros que se encuentran atrapados tras un derrumbe en una mina en el norte de Chile, el ministro de Minería, Laurence Golborne, advirtió que “la rapidez es enemiga de la precisión, y hacerlo rápido desviándose un grado de la superficie, significa no llegar al punto que queremos".

Explicó que las dos primeras máquinas encargadas de las perforaciones que se instalaron este domingo “tienen avances sin contratiempos, porque la gente ha trabajado con un empuje y rendimientos superiores a los de este tipo de equipos. La primera tiene un avance de 200 metros el primer día y la otra 80", informó La Segunda.

Eso sí que explicó que “no hay que ser optimistas y captar esto linealmente, no significa que se va a avanzar 600 metros en tres días".

Agregó que otras cuatro máquinas están en proceso de instalación, de un total de 10 que se encuentran dispuestas para trabajar.

Sin embargo, aclaró que “los técnicos están viendo si es conveniente poner más de seis, porque empiezan a obstaculizarse".

Por su parte, el gerente general de la empresa San Esteban, Alejandro Bohn, informó que las máquinas de sondaje dispuestas para el rescate avanzaron 200 metros en las primeras horas de trabajo.

El propósito de las perforaciones es instalar sondas que permitan dar con la ubicación exacta de los trabajadores atrapados.