Mina San José. Cuando se dio inicio a una enorme perforación para comenzar la tarea de tres a cuatro meses para excavar un pozo de media milla que llegue hasta los 33 mineros atrapados en una mina en el norte de Chile, el gobierno indicó que estaba buscando opciones de rescate alternativas que podrían mantener las esperanzas de sacar antes a los trabajadores.

El ministro de Minería, Laurence Golborne, dijo que se han planteado hasta 10 estrategias distintas de extracción, pero que cree que, por el momento, la apuesta más segura es la idea original de utilizar la perforadora de 30 toneladas Strata 950 para excavar un pozo de 2.200 pies para llegar a los mineros. Cuando se concluya el pozo, hacia fin de año, los rescatistas podrán sacar a los hombres, según funcionarios.

Golborne dijo que los quienes trabajan en las labores de rescate están a la espera de la llegada de una perforadora de Alemania para poder comenzar a trabajar este lunes.

La búsqueda de estrategias más rápidas se conoció luego que se difundiera un video desde la mina la semana pasada, que ofrecía una visión más clara de las deficiencias nutricionales y el estrés sicológico que los hombres han debido enfrentar desde que un derrumbe los sepultara el 5 de agosto.

Una de las alternativas que se están analizando es ampliar el tercer ducto que los rescatistas perforaron, que llegó al área donde se encuentran atrapados los mineros este jueves. Ese tercer ducto sale de un sector del interior de la mina que se encuentra más cerca de la superficie que los otros dos ductos anteriores, o donde la perforadora Strata 950 se dirige.