"Estamos enfrentando con todos los recursos que tenemos, más todos los recursos extraordinarios que han dispuesto las autoridades y eventualmente estaría llegando más apoyo durante este fin de semana a Chile", dijo Luis Carrasco, director regional de Conaf.

La autoridad comentó que "se han solicitado aeronaves al extranjero también para seguir reforzando estas acciones hasta lograr controlar y extinguir estos incendios".

Se indicó que, como parte de esta ayuda, una aeronave Twin Otter procedente de Brasil aterrizaría durante esta jornada para sumarse a las labores de combate del fuego.

Chile atraviesa una profusión de incendios forestales desde el comienzo de la temporada estival (verano austral).

El presidente Sebastián Piñera señaló que este año se quemaron 860 por ciento más de hectáreas que la temporada pasada, con un 66 por ciento más de incendios que el año anterior.

Conaf identificó que de los tres incendios importantes que enfrenta, el de mayor complejidad es el de Batuco comuna de Pencahue, con 14.000 hectáreas de bosques nativos consumidas, en la región del Maule, a unos 170 kilómetros al sur de Santiago.

La semana pasada, la autoridad decretó alerta roja en la región de Valparaíso ante el avance de las llamas que, incluso, cubrieron de humo la capital Santiago, lo que llevó a las autoridades locales a solicitar a sus habitantes que no realicen ejercicios ante los altos índices de contaminación ambiental.

Conaf identificó que de los tres incendios el de mayor complejidad es el de Batuco comuna de Pencahue, con 14.000 hectáreas de bosques nativos consumidas, en la región del Maule a unos 170 kilómetros al sur de Santiago.

En tanto que el incendio forestal "Quivolgo" en la comuna de Constitución, también en Maule, ha consumido 100.000 hectáreas, al igual que el del sector precordillerano de Las Vizcachas, también en Constitución.

A nivel terrestre están actuando siete brigadas locales, dos procedentes de las regiones australes de Coyhaique y Punta Arenas, algunas brigadas de las empresas forestales del sector costero, y personal de Infantería del Ejército, que se apoyan con carros lanza agua de la policía de Carabineros.

Las autoridades locales han identificado a las altas temperaturas por una prolongada sequía desde desde hace seis años en el región central, y a la acción humana irresponsable, como los principales factores del auge de los incendios forestales en el país.