Santiago. Una tensa situación se ha vivido este viernes en la cárcel de San Miguel, en Santiago de Chile, donde 81 reclusos murieron este miércoles producto de un incendio, en el peor siniestro registrado en una prisión en ese país, y que dejó al descubierto el precario estado del sistema carcelario chileno.

De acuerdo a las primeras informaciones, los reclusos prendieron fuego en el interior del recinto en protesta por la posibilidad de que sean trasladados a otras cárceles.

Según informó TVN, hay algunos heridos producto del motín que se registra en el lugar. De hecho, se reportó la llegada de cinco ambulancias.

Las imágenes de la televisión local mostraban que en las ventanas se observa fuego, que sería producto de que los presos están incendiando elementos como sábanas y colchones.