Santiago. El chileno Manuel Olate, detenido a petición de la justicia colombiana por sus presuntos vínculos con las FARC, negó los contactos con la guerrilla y acusó ser víctima de un montaje.

La defensa de Olate, el abogado Rodrigo Román, señaló que "él no es 'Roque', no sabe quién es 'Roque', dice no tener ninguna vinculación ni con las FARC ni con distintas comunidades mapuches (...) Este es un invento, imaginería, y él acusa un montaje".

Olate, detenido en Santiago el pasado viernes, es uno de los chilenos que aparece en fotografías junto al fallecido "número dos" de las FARC, "Raúl Reyes".

El Ministerio Público de Colombia envió una solicitud de extradición de Manuel Olate, en la que lo acusa de estar relacionado con delitos de terrorismo, sustentada en la "fluida comunicación entre chilenos y miembros de las FARC".

El documento enviado a la Corte Suprema de Chile, acusa a Olate de "financiamiento del terrorismo y administración de recursos relacionados con actividades terroristas, y concierto para delinquir" y afirma que "existen documentos digitales que comprometen a Manuel Olate como un integrante de la comisión internacional de las FARC, desde 2003 hasta mediados del 2008".