Pekín. La población de China creció hasta 1.340 millones en 2010, según datos del censo, que mostraron una población más envejecida y más urbana, lo que según expertos llevará previsiblemente a llamamientos para que se suavice la política de "un solo hijo".

El censo hecho público este jueves mostró que la población en China, la segunda mayor economía del mundo, creció un 5,84% desde los 1.270 millones del último censo en 2000 y a un nivel menor que los 1.400 millones que algunos demógrafos habían previsto.

Los resultados también mostraron que China se está urbanizando rápidamente y tiene más población más mayor. Estas tendencias auguran grandes cambios en el mercado laboral en los próximos años, ya que el número potencial de trabajadores, especialmente desde el sector rural, se está reduciendo y la población dependiente está creciendo.

"Lo que es significativo es que China está cruzando por primera vez un hito histórico de un país que está dominado por gente dedicada a la agricultura, que vive en el campo, a una sociedad urbanizada", dijo Wang Feng, un demógrafo que es director del Centro Tsinghua de Política Pública del Instituto Brookings en Pekín.

"Una fertilidad y crecimiento de la población tan bajos hacen que China se enfrente a una futura cohorte de mano de obra joven más pequeña para la oferta laboral, y un proceso de envejecimiento mucho más serio de lo que se había anticipado incluso hace 10 años o hace dos décadas".

Esos rápidos cambios no han sido siempre suaves, dijo Ma Jiantang, responsable del Oficina Nacional de Estadísticas, en una rueda de prensa.

"Los datos de este censo demuestran que nuestro país se enfrenta a algunas tensiones y desafíos respecto a la población, la economía y el desarrollo social. Primero, la tendencia de envejecimiento se está acelerando, y segundo, el tamaño de la población móvil está creciendo constantemente".

Planificación familiar. Los resultados podrían animar al gobierno a suavizar las restricciones de planificación familiar que impiden a casi todas las parejas urbanas tener más de un hijo, mientras que las familias rurales normalmente están autorizadas a tener dos, dijo Du Peng, profesor en el Centro de Estudios de Población y Desarrollo en la Universidad de Renmin en Pekín.

"La población total muestra la tendencia general hacia un crecimiento de la población más lento y también una población más mayor, y en los próximos cinco años o más habrá una importante base para la política de población", dijo Du.

"El envejecimiento de la población parece ir más rápido de lo esperado", declaró.

La proporción de ciudadanos de la China continental de 14 años o menos era del 16,60%, lo que supone un 6,29% menos que el mismo grupo del censo de 2000. El número de personas de 60 años o más creció un 2,93%, al 13,26%.

Las cifras también mostraron que la población de China está creciendo más despacio que en el pasado. Entre 1990 y 2000, la población total creció un 11,7%.

El jefe de estadísticas de China, Ma, elogió las cifras como una reivindicación de las firmes y a menudo duras políticas de planificación familiar del gobierno.

"Estas cifras han mostrado que la tendencia de crecimiento excesivamente rápido de la población de China se ha puesto bajo un control efectivo", dijo Ma.