Lanzhou, China. La policía china reprimió las protestas en contra de Japón en la ciudad de Lanzhou, al noroeste de China, debido a una disputa territorial que aumentó las tensiones entre las dos economías más grandes de Asia.

La protesta, con cerca de 200 personas que reclaman una posición más firme de su país contra Japón, es la más reciente de varias manifestaciones de miles de chinos y japoneses en la última semana a causa de la situación de algunas islas, cuya soberanía es disputada por ambos países.

En una señal de que los dos gobiernos están intentando, en cierta medida, reducir las tensiones, los ministros de Relaciones Exteriores divulgaron notas impulsando la cooperación en los últimos dos días.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Ma Zhaoxu, comentó un comunicado de su par japonés, Seji Maehara, sobre el esfuerzo entre los países para estrechar sus lazos.

"Esperamos que Japón trabaje con nosotros en un esfuerzo conjunto para mantener y avanzar en una relación bilateral con beneficios mutuos", dijo Ma.

El ministro de Comercio de Japón, Akihiro Ohata, dijo este domingo a Jiang Yaoping, viceministro de Comercio de China, que pare de restringir las exportaciones de metales raros, según la agencia de noticias japonesa Kyodo.

China negó haber reducido las exportaciones a Japón por motivos políticos, y afirmó que restringió la producción y exportación de metales raros para evitar el agotamiento de sus reservas y el consecuente daño al medio ambiente.