Pekin/Hanoi. El sur de China se preparaba el viernes para el arribo del tifón Conson, que se ha ido fortaleciendo sobre las aguas del Mar del Sur de China, mientras Vietnam desplegaba casi 3.000 soldados en áreas que serían afectadas por la tormenta.

Un aumento en el nivel de los ríos y varios aludes han dejado 135 muertos y 42 desaparecidos en China desde que comenzó julio, reportaron medios estatales.

Con el país en alerta por sus peores inundaciones en años, el arribo de Conson, que cortó la electricidad y dejó al menos 38 muertos en Filipinas, se sumará a los problemas de China.

Tropical Storm Risk (www.tropicalstormrisk.com) dijo que Conson se fortaleció al avanzar hacia la isla china de Hainan. La tormenta debería pasar justo al sur de Hainan en las primeras horas del sábado, antes de seguir camino hacia el norte de Vietnam.

Los tifones y las tormentas tropicales golpean regularmente a Filipinas, China, Taiwán y Japón en la segunda mitad del año.

Una alerta naranja por marejadas de hasta 6 metros fue emitida para el Mar del Sur de China, con marejadas menores en las costas de Hainan y la provincia de Guangdong, un importante centro de exportaciones.

En Hainan, una provincia isleña del sudoeste de China popular entre los turistas, 24.000 barcos pesqueros fueron llamados a puerto.

El cruce de los transbordadores que se dirigen desde Hainan hacia el continente fue suspendido, dejando varados a cientos de viajeros, y algunos vuelos fueron cancelados, agregó la agencia de noticias china Xinhua.

El gobierno local de Hainan está en alerta contra inundaciones y aluviones, y ha pedido a la gente que vive en tierras bajas que se desplacen a lugares más seguros, según publicó en su sitio web (www.hainan.gov.cn).

La isla es un importante productor de caucho, azúcar, bananas y gas natural, producción que podría verse afectada por el paso de la tormenta.

Diez embarcaciones pesqueras que buscaban refugio en una de las islas Paracel, ocupada por China pero reclamada por Vietnam, se hundieron, reportó Xinhua.

El tifón posteriormente se dirigirá hacia las provincias del norte de Vietnam, donde el Gobierno ha evacuado a más de 200.000 personas y convocó a 2.800 soldados para que ayuden en las tareas de emergencia.

Los tifones y las tormentas tropicales golpean regularmente a Filipinas, China, Taiwán y Japón en la segunda mitad del año, fortaleciéndose gracias a las aguas cálidas del Océano Pacífico o del Mar del Sur de China antes de debilitarse generalmente sobre tierra.

En el oeste de Japón, las fuertes lluvias que comenzaron el martes han ocasionado aludes e inundaciones.

En ese país seis personas murieron y ocho están desaparecidas, dijo en una rueda de prensa el secretario en jefe del gabinete, Yoshito Sengoku, y pidió precaución en las áreas afectadas.

En Manila, casi 10.500 personas continuaban en refugios temporales luego de que más de 18.000 viviendas fueron destruidas o dañadas por el tifón Conson. Decenas resultaron dañadas cuando una barcaza se estrelló contra casas precarias en la bahía de Manila.