Wuhan, Xinhua. Un ciudadano chino detenido por realizar un falso aviso de bomba que causó el aterrizaje de emergencia de un vuelo comercial, dijo que el único motivo había sido intentar impedir que su acreedor le cobrase una deuda.

La policía dijo el sábado haber arrestado a Xiong Yi, de 29 años de edad, en la ciudad sureña china de Dongguan, en la provincia de Guangdong, después de que este hiciera una llamada anónima el pasado jueves para denunciar la presencia de explosivos en un vuelo de Shenzhen Airlines 45 minutos después de su partida.

El avión, que se dirigía hacia Shenzhen desde Xiangyang, en la provincia central de Hubei, se vio obligado a realizar una maniobra de emergencia para tomar tierra. La policía no encontró materiales peligrosos a bordo después de examinar el aparato.

Posteriormente, Xiong confesó su acto, y explicó que intentaba demorar a su acreedor en el cobro de las deudas, informó hoy la policía de Xiangyang.

Xiong debía 240.000 yuanes (US$38.000) al acreedor, también de apellido Xiong, quien le había informado del viaje con intención de cobrar.

Según la policía, el acreedor había adquirido un Land Rover del sospechoso, pero más tarde lo devolvió por problemas de licencia y le pidió a aquel un reembolso.

El sospechoso dijo no haberse dado cuenta de que la amenaza falsa iba a tener consecuencias tan serias y que había consumido alcohol antes de realizar la llamada.

El aeropuerto y la aerolínea dijeron el domingo que estaban calculando las pérdidas financieras causadas por el incidente. Más de 30 vehículos y 200 personas, incluídos oficiales de seguridad pública, bomberos, personal médico, directores de vuelo y policía armada, fueron mobilizados como respuesta a la anunciada amenaza de bomba.

La policía dijo que Xiong podría enfrentarse a al menos cinco años en prisión por crear y divulgar información terrorista que causó una grave alteración del orden público.