Un equipo de astrónomos chilenos efectuó una simulación de choque de galaxias, mostrando la desintegración del gas, un paso clave para conocer en qué zonas del impacto galáctico ocurrirán desprendimientos de gas y en cuáles no, destacó el investigador chileno Andrés Escala, jefe del grupo.

Escala, astrónomo de la Universidad de Chile e investigador del Centro de Astrofísica CATA, destacó que el descubrimiento pone de relieve que "los choques galácticos son fundamentales para entender cómo las galaxias llegaron a sus actuales configuraciones".

En un artículo difundido por la revista Astrophysical Journal, Escala dijo que los resultados se obtuvieron mediante el uso de súper computadoras y fueron graficados en una simulación computacional de alta complejidad.

En el artículo "Gravitational Fragmentation in a Galaxy Merger: A Stability Criterion", se indica que "los fragmentos de gas que se desintegran en estas colisiones son particularmente relevantes, ya que son ellos los que evolucionarán hacia cúmulos (agrupaciones) de estrellas".

Escala afirmó que su investigación se centró en conocer "cómo se desintegra el gas tras un choque galáctico y con ello encontramos un criterio que predice en qué zonas del choque galáctico va a ocurrir fragmentación de gas y en cuáles no".

Para lograr esto, añadió, se utilizó una simulación computacional usando una red o clusters de súper computadoras que en total representan más de 1.000 núcleos que pueden trabajar en paralelo.

Dos de estos clusters se ubican en la Universidad de Chile, el Levque, del Centro de Modelamiento Matemático (CMM), y Markarian en Cerro Calán y Geryon, en el campus San Joaquín de la Universidad Católica, indicó.

Para Escala esta investigación es sólo una parte de un estudio mayor, cuyo siguiente paso es "estudiar la formación de cúmulos estelares en los fragmentos gaseosos con nuevas simulaciones, para explicar el factor 100 de diferencia en masa".

Chile ha logrado posicionarse como centro astronómico mundial debido a las ventajas atmosféricas del desierto al norte del país, donde se han instalado algunos de los mayores telescopios construidos, incentivando así la investigación local.