Taipei/Seúl. La cifra de fallecidos en Japón se elevó a 5.429, mientras que el número de desaparecidos es de 9.594, según informaron las autoridades locales que temen que la cifra se incremente en las provincias más afectadas por el terremoto de magnitud 9,0 y posterior tsunami que devastó el noreste de la nación asiática.

Las autoridades también indicaron que más de medio millón de damnificados viven en unos 2.500 refugios temporales, muchos de los cuales carecen de agua potable y electricidad, con temperaturas en torno a cero grado.

Periodistas de TeleSur que se encuentran en Japón, informaron a través de la red social Twitter que para este jueves se esperan cortes de electricidad, los cuales afectarán a más diez millones de hogares en todo el país.

Indicaron que el gobierno realizará los apagones "ante el alto consumo y la falta de energía suficiente para responder a la demanda"

Labores de rescate continúan. Más de 100.000 militares y reservistas japoneses, ayudados por voluntarios extranjeros especialistas en salvamento, revisan la zona devastada en busca de supervivientes atrapados bajo los escombros o arrastrados mar adentro por la ola gigante de diez metros de altura.

Los equipos de rescate luchan contra el intenso frío al norte de la isla de Honshu y la enorme destrucción provocada por los dos desastres naturales.

Según el gobierno japonés, hasta ahora han sido rescatadas unas 26.000 personas.

Emergencia Nuclear. Camiones cisternas militares y de la policía intentan enfriar el reactor número 3 de la central japonesa de Fukushima, mientras que los técnicos intentan restaurar la electricidad que permita activar el sistema de refrigeración dañado por el terremoto y tsunami del pasado 11 de marzo.

El gobierno indicó "que el alto nivel de radiación en Fukushima impide a la Policía nipona echar agua de mar en el reactor 3 que se necesita enfriar”, señaló la enviada especial de teleSUR, Aissa García.

El Gobierno de Japón asegura que no hay planes de ampliar el área de evacuación más allá del radio establecido de 20 kilómetros de la planta de Fukushima.

García indicó además “el Gobierno de Japón asegura no estar reteniendo información acerca de los reactores nucleares”.

Según la televisora nipona NHK, el Gobierno de Japón anunció que “el rango de radiaciones que puede recibir un funcionario aumenta de 100 a 250 milisievert”, reportó García.

El ministro de Defensa de Japón, Toshimi Kitazawa, afirmó en rueda de prensa que las maniobras para enfriar los reactores que están en peligro de fusión continuarán como estaba previsto, pese a los altos niveles de radiación en la zona pues “no hay más tiempo que perder”.

El pasado viernes, un terremoto de magnitud 9,0 en la escala de Ritcher sacudió a Japón. El sismo posteriormente generó un tsunami que además de provocar olas de 10 metros de altura en el país asiático, activó las alertas en 20 países de Asia, Centro y Suramérica.