Puerto Príncipe. La cifra de muertos por una epidemia de cólera en el centro de Haití superó este sábado las 200 personas en momentos en que el gobierno y sus socios de ayuda duplican esfuerzos para impedir que la enfermedad llegue a la atestada capital devastada por un terremoto.

Con más de 2.300 casos de cólera reportados y expertos estimando que el número crecerá, equipos médicos haitianos e internacionales están trabajando desesperadamente para aislar y contener la epidemia en las regiones de Artibonite y Plateau Central.

Estas se encuentran al norte de la descontrolada y llena de escombros capital Puerto Príncipe, con sus miserables barrios y cerca de 1,3 millones de sobrevivientes del terremoto del 12 de enero hacinados en carpas y campamentos de lona.

Todos están altamente vulnerables a una enfermedad de virulenta diarrea como el cólera.

Es la peor emergencia médica que azota a la pobre y devastada nación caribeña desde que el terremoto que dejó hasta 300.000 muertos y también es la primera epidemia de cólera en Haití en un siglo.

Funcionarios de salud haitianos dijeron en una conferencia de prensa el sábado que 194 personas habían muerto de cólera en la región de Artibonite, la zona principal del brote, con otros 14 fallecidos en la vecina Plateau Central.

Hay casi 2.400 casos en todos los lugares afectados incluyendo una prisión en Plateau Central.

Naciones Unidas y funcionarios haitianos han dicho que no hay casos confirmados hasta el momento en la capital.

Aunque han aumentado las medidas de prevención de la enfermedad y la supervisión en los campamentos de desplazados por el terremoto mientras apuran la llegada de doctores, medicinas y agua a las zonas afectadas.

"Es un desafío enorme y la idea de que llegue a Puerto Príncipe es horrible", dijo el portavoz humanitario de la ONU Imogen Wall. "Obviamente, prevenir que la enfermedad se extienda a la ciudad es una preocupación absolutamente primordial en este momento", agregó.

Sin embargo, un líder de una fundación humanitaria privada con base en Estados Unidos dijo que ya había un cierto número de personas enfermas con cólera en Puerto Príncipe luego de que viajaron al sur desde las áreas afectadas para buscar tratamiento médico en la capital.

"Personalmente puedo confirmar cinco casos", señaló a Reuters Daniel Rouzier, presidente de Board of Trustees of Food for the Poor. "Originalmente no estaba en la zona geográfica de los campamentos. Ahora está", agregó.