La ola de frío y nevadas que azota Europa dejó este fin de semana en Italia al menos cinco muertos y desató además el caos en varias partes del país.

Según consigna la agencia DPA, citando a las autoridades italianas, dos personas murieron al caérseles encima un tejado por el peso de la nieve.

Además se suman otras dos víctimas mortales en Tirol del Sur, donde ayer dos esquiadores murieron atrapados por una avalancha.

En Ostia, cerca de Roma, un ucraniano sin hogar murió congelado.

En tanto, unas 120 mil personas, sobre todo en la zona del Lacio, se quedaron sin electricidad y otras miles quedaron atrapadas en trenes o en las carreteras.

En Roma y otras ciudades los militares tuvieron que salir a la calle para retirar el hielo y la nieve.

El alcalde de Roma, Gianni Alemanno, fue objetivo de fuertes críticas por la falta de preparación para la llegada del invierno.