Kabul. Cinco soldados de la OTAN en Afganistán murieron este domingo, incluidos tres que fallecieron en un enfrentamiento con insurgentes en el este, dijo la coalición, en una de las peores cifras diarias en un mes.

La Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF) de la OTAN no dio más detalles sobre el incidente en el este de Afganistán, ni siquiera la nacionalidad de los fallecidos. La mayoría de los soldados que cubren el volátil este son estadounidenses.

Anteriormente, la ISAF dijo que dos de sus soldados habían muerto en diferentes explosiones en el sur.

Las cinco bajas son la peor cifra sufrida por la ISAF desde el 14 de octubre, cuando ocho personas murieron en cinco incidentes diferentes. Otros seis fallecieron el día anterior.

La violencia en Afganistán se encuentra en su peor momento desde que los talibanes fueron derrocados por las fuerzas afganas respaldadas por Estados Unidos hace nueve años, y las bajas civiles y militares están en niveles récord pese a la presencia de unos 150.000 soldados extranjeros.

Al menos 642 soldados de la ISAF, aproximadamente 440 de ellos estadounidenses, han muerto en Afganistán en lo que va del 2010, el año que ha visto más muertos durante la guerra. Otros tres fallecieron el sábado, cuando se cumplieron nueve años de la caída de los talibanes en Kabul.

Las últimas bajas pesarán en la reunión de líderes de la OTAN esta semana en Lisboa, cumbre en la que Afganistán estará en lo más alto de la agenda.