Las autoridades de la ciudad de Campo Grande, en el suroeste de Brasil, declararon el estado de emergencia en el municipio debido a la epidemia de dengue, que ha afectado en lo que va de 2013 a unas 7.700 personas.

Desde el inicio de este año Campo Grande (capital del estado de Mato Grosso do Sul y que cuenta con unos 800.000 habitantes) registra una media de 600 casos de dengue por día, y del 30 de diciembre al 17 de enero se registraron 7.697, indicó la alcaldía.

Ante esto, a partir de mañana martes entrará en vigor un decreto de situación de emergencia en la ciudad, que implica reforzar el combate a la epidemia, desplegar medios y comprar materiales sin obligación legal de someterlos a concurso público.

En el decreto está prevista la contratación adicional de 160 agentes de salud y la intensificación de labores de retiro de escombros y limpieza de calles, que buscan erradicar los nidos de los mosquitos transmisores del virus.

La víspera, el alcalde Alcides Bernal reconoció la gravedad de la situación que vive Campo Grande y aseguró que las autoridades están trabajando para combatir el dengue.

"Estamos haciendo lo que podemos. Vamos a decretar la situación de emergencia que nos garantizará más agilidad para ejecutar las acciones", dijo el alcalde en comunicado.

El dengue es una enfermedad viral transmitida por el mosquito "aedes aegypti", que tiene como síntomas fiebres altas, dolor de cabeza, vómitos y erupciones en la piel, y que en su versión hemorrágica puede llegar a provocar la muerte.