Santiago, Xinhua. Unas 375.000 personas participaron este martes en un masivo simulacro de terremoto y tsunami en las ciudad chilena de Arica y las ciudades peruanas de Tacna, Ilo y Bocal del Río, en el primer ejercicio de este tipo entre ambas naciones.

Con un sonido de sirenas comenzó a las 11:08, hora local (14:08 GMT) el ejercicio que simuló un sismo de 9 grados en la escala de Richter, y olas superiores a los cinco metros.

De acuerdo con informaciones preliminares proporcionadas por la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) de Chile, participaron unos 75.000 habitantes de Arica y unos 25.000 habitantes de localidades costeras en Chile y cerca de 300.000 ciudadanos de las ciudades peruanas de Tacna, Ilo y Bocal del Río.

Bajo el lema "Agáchate, cúbrete y afírmate", el ejercicio de terremoto consistió en una primera etapa de protección en el sitio durante el evento sísmico y una segunda parte de evacuación ordenada del borde costero en las zonas ribereñas, operación que debía tardar entre 15 y 20 minutos.

"Este simulacro forma parte del programa Chile Preparado de Onemi, que busca fomentar la cultura preventiva y de autocuidado en la comunidad", indicó la entidad en un comunicado.

Chile ha implementado desde 2011 un agresivo programa de simulacro de terremoto y tsunami en distintas regiones del país, en una de las consecuencias del mega sismo de 8,8 Richter y posterior maremoto que afectó a la zona centro y sur del país. Un cataclismo que dejó al menos medio millar de víctimas.

En Perú, el director del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), Alfredo Murgueytio Espinoza, supervisó estos ejercicios y dijo que una vez concluidos estos ejercicios a ambos lados de la zona fronteriza se llevará a cabo un reunión para evaluar los resultados.

Puntualizó que el objetivo de estos ejercicios binacionales y la evaluación es lograr preparar a las poblaciones de ambos países para enfrentar sismos y tsunamis reales.