Hanoi. La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, instó este sábado a una resolución pacífica a las disputas marítimas luego de que un enfrentamiento entre China y Japón generó interrogantes sobre una reconciliación entre las dos potencias asiáticas.

Clinton, en Vietnam para la primera participación de Estados Unidos en una Cumbre de Asia Oriental (EAS por su sigla en inglés), también buscó una aclaración sobre la política de China para la exportación de minerales de tierras raras y recibió garantías de su canciller, Yang Jiechi, dijo un funcionario estadounidense.

Pero la cumbre de este año, la quinta desde que el grupo fue fundado en el 2005, se ha visto empañada por una disputa marítima que tensó los lazos entre las dos mayores economías de Asia.

"Estados Unidos tiene un interés nacional en la libertad de navegación y un comercio libre de obstáculos. Y cuando las disputas surgen sobre territorio marítimo, estamos comprometidos a resolverlas pacíficamente basados en la ley internacional", dijo Clinton en declaraciones preparadas para la cumbre.

Un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores chino acusó a Japón de dañar la atmósfera entre los dos países el viernes luego de que el canciller nipón Seiji Maehara presentara el tema de las islas Senkaku, llamadas islas Diaoyu en chino, en la cumbre.

Ambos países reclaman la soberanía de las islas.

Las relaciones entre China y Japón se deterioraron el mes pasado con la detención de un capitán de un barco de pesca chino por la guardia costera nipona tras el choque de ambas embarcaciones cerca de las islas.

Ambas partes han tomado medidas para enmendar los lazos mientras que el primer ministro japonés, Naoto Kan, y su homólogo chino, Wen Jiabao, mantuvieron una reunión informal este sábado por la mañana, dijo Tetsuro Fukuyama, funcionario del Gabinete del Gobierno nipón.

Ambos países "continuarán los esfuerzos por avanzar en los lazos estratégicos beneficiosos", dijo Fukuyama.

Estados Unidos y Rusia se unen formalmente este sábado a la Cumbre de Asia Oriental de 16 miembros.

Además de las disputas de China con otros miembros del grupo, también está la preocupación sobre sus restricciones a la exportación de tierras raras, un mineral vital para productos de alta tecnología y sobre los que el país tiene casi el monopolio en la producción mundial.

China, en tanto, aseguró que quería continuar suministrando el mineral y para hacerlo de una manera sustentable que no viole las reglas de la Organización Mundial del Comercio, dijo el viernes un funcionario japonés.

Clinton también habló del tema en su diálogo con su homólogo chino.

"La secretaria Clinton buscó una aclaración sobre la política de exportación del Gobierno chino de tierras raras y recibió garantías", dijo un funcionario estadounidense, quien declinó ser identificado.

China dijo que quisiera ser un "proveedor confiable" de minerales de tierras raras, dijo un funcionario estadounidense.

Clinton también podría escuchar algunas quejas de los países de la ASEAN sobre la caída del valor del dólar, que ha llevado a una abrupta apreciación de las monedas regionales.

"Estados Unidos está buscando maneras de resolver sus problemas económicos internos pero la forma en que lo está haciendo afecta a las monedas de nuestra región", dijo Kiat Sitheearmorn, importante funcionario de comercio tailandés.

"Por lo que esto es algo que probablemente presentaremos a Estados Unidos en vez de China", agregó.