Nueva York. Una subasta de arte de la colección de Lehman Brothers recaudó US$12,3 millones el sábado, con lo que superó las expectativas, aunque el dinero apenas cubriría una ínfima parte de las deudas del quebrado banco.

Una obra, una pieza sin título del 2001 de Julie Mehretu, quien también creó el reconocido mural en las oficinas centrales de Goldman Sachs en Manhattan, fue vendida por US$1.022.500. El precio estableció un récord para la artista. Otros 16 artistas también fijaron valores récord.

Varias obras de Gerhard Richter también alcanzaron altos precios, con tres entre los 10 de mayor valor.

Piezas de Liu Ye, Mark Grotjahn y Neo Rauch también registraron altos precios.

"We've Got Style (The Vessel Collection - Blue/Green)" de Damien Hirst, una serie de tres vitrinas con objetos de cerámica, que la casa de subastas Sotheby's estimó entre US$800.000 y US$1,2 millones, no logró ser vendido.

La venta recaudó un total de US$12,28 millones. Un 83% de los 142 lotes subastados encontró compradores. Sotheby's había estimado que la subasta reuniría de US$10 millones a US$12 millones.

Sotheby's dijo que la venta estuvo marcada por compradores internacionales, con varias ofertas exitosas a través de internet.

"Aunque el nombre de Lehman ciertamente atrajo una gran atención, la gente que ofertó participó porque sabía que era buen arte", dijo Tobias Meyer, jefe mundial de arte contemporáneo de Sotheby's.

Los fondos recaudados por la venta serán usados para pagar parte de los cientos de miles de millones de dólares que Lehman le quedó debiendo a sus acreedores.

Cuando Lehman se declaró en bancarrota, hizo una lista con activos por US$639.000 millones. En abril, Lehman emitió un primer borrador de su plan para finalizar su reorganización y pago a los acreedores, estimando sus activos recuperables en US$50.000 millones.