Bogotá.  El Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes) aprobó esteviernes una adición al presupuesto de gastos de Colombia de este año por 5,7 billones de pesos (US$3.081 millones) para atender la peor catástrofe provocada por las lluvias, informó el gobierno.

El ministro encargado de Hacienda, Bruce Mac Master, dijo que incluyendo la adición, el gobierno ha destinado hasta el momento 6,7 billones de pesos (US$3.622 millones) con destino a la atención humanitaria de los más de 2,2 millones de damnificados y la reconstrucción de la infraestructura destruida por las inundaciones y los deslaves.

La adición se cubrirá con la venta de hasta 10% de las acciones que el gobierno tiene en la estatal petrolera Ecopetrol y con impuestos decretados a finales del 2010 al amparo de un estado de emergencia.

El gobierno anunció previamente que en 2011 podría vender entre 1 y 2% de sus acciones en Ecopetrol, recursos que se destinarán a la reconstrucción de la infraestructura destruida como puentes y carreteras.

En total, Colombia ha planteado la venta de entre 5 y 7% de sus acciones en la estatal petrolera Ecopetrol entre el 2011 y el 2014 para obtener recursos y atender la catástrofe provocadas por las lluvias.

El presupuesto del 2011 fue aprobado originalmente en 147,3 billones de pesos (US$79.330 millones) y quedará ahora en 153 billones de pesos (US$82.721 millones).

Bajo el estado de emergencia, el gobierno del presidente Juan Manuel Santos extendió el impuesto al patrimonio y a las transacciones bancarias, con los que busca recaudar 5,3 billones de pesos (US$2.865 millones) entre el 2011 y el 2014 para atender la calamidad.

Adicionalmente, autorizó la venta de hasta 10% de la propiedad que posee en Ecopetrol.

Los deslaves e inundaciones provocados por las lluvias, originadas por el Fenómeno de La Niña, dejan más de 320 personas muertas y mantienen anegadas alrededor de 1,2 millones de hectáreas de tierras destinadas a la producción agrícola y ganadera.