Un atentado con explosivos cometido por presuntos guerrilleros causó heridas a 21 trabajadores de una empresa del sector eléctrico en Colombia, informaron autoridades del municipio de Chaparral, en el departamento de Tolima de ese país.

El hecho ocurrió en la noche de este viernes cuando una bomba fue activada al paso de varios vehículos en los que se movilizaban trabajadores de la empresa de generación eléctrica Isagén, quienes regresaban a Chaparral desde las afueras de la ciudad donde construyen una central hidroeléctrica en Amoyá.

El alcalde de Chaparral, Hugo Arce, dijo al canal de televisión Caracol que el primer reporte médico indicó que ninguno de los heridos está en riesgo de muerte, reportó la agencia DPA.

Según este medio, portavoces de la Policía Nacional en Chaparral responsabilizaron del hecho a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que habían emitido amenazas sobre que cometerían atentados contra la empresa Isagén, una empresa de capitales mixtos.

La cadena de radio Caracol indicó que detrás del hecho puede estar el frente 21 de las FARC, en venganza porque la empresa se negó a pagar extorsiones.