Un grupo de vándalos atacó este viernes al medio día un bus de Transmilenio Bogotá, Colombia, mientras en su interior estaban cerca de 60 personas.

El conductor del articulado y un pasajero resultaron heridos tras la serie de piedras que fueron lanzadas. Los lesionados fueron trasladados a un centro asistencial y se encuentran fuera de peligro.

El hecho se dio en cercanías al ‘San Andresito’ de la carrera 38 por protestas que realizan algunos comerciantes de esa zona industrial. Según el reporte de las autoridades, los comerciantes entraron en furia por operativos de control de la DIAN contra el contrabando.

El alcalde de Bogotá, Samuel Moreno Rojas, aseguró que las autoridades identificaron a algunos de los agresores. La Policía aprehendió hace pocos minutos a seis sospechosos de atentar contra el sistema masivo. Por el momento, las autoridades tratan de establecer si los retenidos fueron quienes protagonizaron esos hechos violentos.

Según Moreno, con las cámaras de seguridad se logró identificar algunos de los “vándalos y barbaros” que atacaron el Transmilenio. Esto servirá de “material probatorio” para que responda por los daños cometidos.

“Es inaceptable y no se puede permitir que vándalos y bárbaros ataquen un bien como Transmilenio”, aseguró.

En ese sentido, defendió el papel de la Policía al señalar que la capacidad de respuesta fue efectiva. Sin embargo, admitió que uno o dos minutos no son suficientes para que la Policía atienda todas las emergencias.

"Pedimos a los medios de comunicación y particulares que tengan material de video de los autores de estos desmanes que lo suministren a las autoridades para poder identificar y judicializar a los desadaptados que protagonizaron estos hechos, para que respondan por los daños en la estación y el articulado. También estamos revisando los videos de las cámaras de seguridad ubicadas en la zona. Hemos dado instrucciones claras a la Policía Metropolitana para que capture a los responsables", puntualizó el burgomaestre.

Moreno señaló que durante su gobierno se ha garantizado el derecho a la protesta, pero dijo que no se puede permitir que la inconformidad por unos operativos de la Policía Fiscal y Aduanera se traduzca en ese tipo de hechos que afectan la tranquilidad de la ciudad.

En este sentido hizo un llamado a la ciudadanía para que respete el patrimonio de la capital y evite repetir actos de violencia.

Los daños podrían ascender a 100 millones de pesos. Además, el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias, CRUE, de la Secretaria de Salud, reportó que los dos lesionados fueron remitidos de inmediato a la Clínica Occidente.