Bogotá. La Policía de Colombia capturó este martes a dos acusados narcotraficantes solicitados en extradición por Estados Unidos, acusados de exportar anualmente a Norteamérica al menos 20 toneladas de cocaína en submarinos, informó la institución armada que combate el narcotráfico.

El empleo de submarinos ha sido una de las modalidades más utilizadas por los narcotraficantes en los últimos años para la exportación de cocaína, aprovechando la situación geográfica del país sudamericano rodeado por dos océanos que lo convierten en un punto estratégico para la actividad ilegal.

Colombia, el primer productor mundial de cocaína, afronta un conflicto interno de más de cuatro décadas en el que están involucradas las guerrillas izquierdistas y bandas criminales conformadas por antiguos paramilitares de ultraderecha que obtienen del narcotráfico miles de millones de dólares.

"Como resultado de una investigación de más de seis años, la Policía Nacional con el apoyo de la Fiscalía General y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos capturó a dos de los responsables de enviar cocaína a Norteamérica mediante la utilización de embarcaciones semi-sumergibles autopropulsadas", dijo un comunicado.

Los capturados fueron identificados como Arley Reina y José Manuel Narváez, privados de la libertad simultáneamente en las ciudades de Armenia y Bogotá, reveló la policía.

El transporte de la droga lo hacían desde los puertos de Tumaco y Buenaventura, en el Pacífico colombiano, y en algunos casos desde las costas ecuatorianas, con destino a México y Estados Unidos, precisó la policía.

Las autoridades colombianas revelaron que embarcaciones pesqueras y lanchas rápidas sin bandera se encargaban del suministro de combustible a los submarinos en alta mar.

De acuerdo con la Policía Nacional, los capturados eran los propietarios de un cargamento de 5,8 toneladas de cocaína confiscada en Oaxaca, México, en julio del 2008.

Desde 1993 y hasta la fecha, la Armada de Colombia ha confiscado 67 submarinos utilizados para enviar cargamentos de cocaína a Norteamérica.

Estados Unidos es el principal aliado de Colombia en la lucha contra el narcotráfico y desde el 2000 ha entregado a Bogotá más de US$6.000 millones en equipo militar, entrenamiento y programas de asistencia social.

El área sembrada con hoja de coca en Colombia cayó 16% interanual en el 2010 a 57.000 hectáreas, mientras que la producción de cocaína bajó 14,6% a 350 toneladas métricas por la erradicación de cultivos ilícitos y la lucha de las Fuerzas Armadas contra el narcotráfico.