Bogotá. Cinco trabajadores murieron sepultados por derrumbes en dos minas de carbón del centro de Colombia, mientras que cuatro más permanecen atrapados en uno de los yacimientos, pero las autoridades temen que hayan fallecido, informó este miércoles un funcionario gubernamental.

Inicialmente, en una zona rural del municipio de Lenguazaque, en el central departamento de Cundinamarca, se produjo este martes una explosión en una mina por acumulación de gases, causando la muerte a dos trabajadores.

Mientras, en una zona rural del municipio de Guachetá, se registró otra explosión en un yacimiento de carbón que provocó un derrumbe.

"En el incidente quedaron involucrados once mineros, cuatro heridos, siete quedaron atrapados y se rescataron tres fallecidos. Se está trabajando en la búsqueda de los otros cuatro mineros pero las condiciones no son fáciles", dijo Jaime Matiz, director de atención y prevención de emergencias del departamento de Cundinamarca.

Los yacimientos, con una producción pequeña, se encuentran lejos de las principales explotaciones de carbón a cargo de grandes empresas como Drummond y Glencore, ubicadas en el norte del país.

Pese a que en Colombia existen numerosas minas subterráneas de oro y carbón, los accidentes son poco frecuentes aunque en los últimos meses han aumentado debido a que algunas explotaciones no toman suficientes medidas de seguridad.

En junio de este año, 73 personas murieron sepultadas después de una explosión en una mina de carbón del noroeste de Colombia, en la peor tragedia de ese tipo en el país sudamericano en más de 30 años.