Bogotá. La Armada de Colombia confiscó una tonelada de cocaína que era transportada en una lancha tras una persecución de dos días por aguas del Mar Caribe que fue apoyada por Estados Unidos, dijeron este miércoles autoridades.

La operación antidrogas comenzó este lunes en horas de la noche, cuando un avión de la Armada Nacional detectó una lancha sospechosa cerca a la costa colombiana, en momentos en que iniciaba su tránsito hacia el archipiélago de San Andrés.

El seguimiento continuó este martes con el apoyo de un avión de la Fuerza Aérea en el área general de San Andrés.

"Un avión patrullero marítimo de la Armada Nacional y un avión de los Estados Unidos, dentro del marco del acuerdo de interdicción marítima suscrito entre ambos países, lograron la detección de la embarcación cuando se dirigía de regreso a la costa colombiana tratando de evadir el bloqueo", señaló un comunicado oficial.

Dentro de la embarcación las autoridades confiscaron la cocaína que iba con destino a Centroamérica y luego a Estados Unidos. Tres hombres que tripulaban la lancha fueron capturados y puestos a órdenes de la Fiscalía General.

La droga confiscada fue llevada hasta la ciudad de Cartagena en donde la inspeccionó el ministro de Defensa de Colombia, Gabriel Silva, y su homólogo de Honduras, Marlon Pascua.

Colombia es considerado el primer productor mundial de cocaína con alrededor de 410 toneladas métricas anuales que se exportan a Estados Unidos y Europa.

La posición geográfica de Colombia, rodeada por dos océanos, la convierten en un sitio estratégico para el tráfico de drogas y de armas, pese a los esfuerzos de las autoridades locales que cuentan con el apoyo de Estados Unidos para la lucha antidrogas.

Desde el año 2000, Estados Unidos ha entregado a Colombia alrededor de US$6.000 millones para apoyar programas de fumigación de plantaciones de hoja de coca -materia prima de la cocaína- y financiar programas de sustitución de cultivos y de asistencia social.

En el 2009 las autoridades colombianas confiscaron 203 toneladas de cocaína y en lo que va de este año los decomisos ascienden a más de 52 toneladas, de acuerdo con estadísticas oficiales.