Bogotá. La Oficina de la Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), la embajada británica y entidades públicas y privadas en Colombia conmemoraron este lunes, en esta capital, el "Día nacional de la prevención del lavado de activos", un crimen que genera al año US$870.000 millones a escala global.

En un acto en la Cámara de Comercio de Bogotá, se unieron a la conmemoración, entre otras autoridades, la ministra de Justicia, Ruth Stella Correa; el fiscal general, Eduardo Montealegre, el director de la Unidad de Análisis Financiero, Luis Suárez, el embajador del Reino Unido, John Dew, y el representante de UNODC, Bo Mathiasen.

También asistió la anfitriona de la ceremonia, la presidena de la Cámara de Comercio de Bogotá, Consuelo Caldas.

Entre las actividades por la efeméride, que por primera ocasión se realiza en este país sudamericano, los organizadores lanzarán la campaña "Actúe con Cultura de la Legalidad", sobre los riesgos del lavado en el sector empresarial, y entregarán el premio del concurso de comunicación "Acabemos con este negocio".

El lavado de dinero genera US$870.000 millones al año, valor que equivale a más de seis veces el presupuesto de la asistencia oficial para el desarrollo mundial y equivalente al 7% de las exportaciones de mercancías, según UNODC.

El organismo de la ONU considera que este delito debe combatirse con fuerza, ya que incrementa problemas sociales como la violencia asociada a las drogas, muertes por arma de fuego, y trata de personas.

Según la Asociación Bancaria de Colombia (Asobancaria) en Colombia, además del narcotráfico, se relacionan con el lavado de activos prácticas como la minería, el oro y el comercio exterior.

Las maneras más comunes para lavar dinero en el país sudamericano son el traslado físico del dinero, el movimiento a través del sistema financiero y la compra de bienes y servicios en el comercio local e internacional.