Presuntos integrantes del grupo subversivo colombiano Ejército de Liberación Nacional (ELN) dinamitaron un tramo del oleoducto Araguaney-Banadia localizado al norte del país, informó este sábado la empresa administradora OBC.

El ataque se produjo la víspera en la zona de Palo de Agua en el municipio de Fortul perteneciente al departamento norteño de Arauca, difundió en un comunicado la firma Oleoducto Bicentenario de Colombia (OBC).

La compañía detalló que el altercado ocasionó la suspensión del bombeo de crudo en las instalaciones que se encuentran en la zona fronteriza con Venezuela, las cuales ya han sufrido otros ataques este año.

De acuerdo con la fuente, el nuevo ataque forma parte de una serie de acciones "terroristas" que el grupo ha perpetrado este mes a propósito de que cumple 50 años de existencia.

El oleoducto tiene una extensión de 229 kilómetros y lleva crudo entra las estaciones de Araguaney y Banadia.

El OBC detalló que activó un plan de contingencia para superar la emergencia, al tiempo que elementos del Ejército se han trasladado a la zona.

El ELN y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han cometido más de 30 ataques a la infraestructura petrolera nacional, según datos oficiales.

El nuevo ataque se produce después de que el ELN y el gobierno del presidente Juan Manuel Santos iniciaron este año acercamientos "exploratorios" tendientes a formalizar un proceso de paz paralelo al que se lleva a cabo en La Habana, Cuba, con las FARC.

Las pláticas de paz iniciaron formalmente el 18 de octubre de 2012 y buscan terminar con el conflicto armado interno que se ha prolongado por mas de 50 años