Bogotá. En una fosa común en una zona boscosa entre Tarazá y Valdivia, localidades del departamento de Antioquia, en el noroeste de Colombia, encontraron los restos del sargento Alexander Córdoba Verdugo, quien intentó infiltrarse en las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El uniformado pertenecía a la inteligencia militar y fue asesinado por integrantes del frente 36 de las FARC en julio de 2010, informó El Tiempo.

Los restos fueron trasladados al Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses para su identificación plena.