La erupción de hace tres días del volcán Galeras, en Colombia, no contaminó las fuentes de agua de los acueductos de la zona de influencia de esta cumbre montañosa de Nariño, aseguraron fuentes gubernamentales de este departamento.

El Comité Regional para la Prevención y Atención de Desastres de Nariño (Crepad) informó que los análisis realizados por las autoridades arrojaron resultados normales.

El agua de las fuentes de los acueductos fue examinada por el Instituto Departamental de Salud de Nariño (IDSN) , indicó el Crepad, que señaló que esta entidad “reportó normalidad”.

“No se ha declarado la alerta ambiental” , agregó la misma fuente en un comunicado difundido en Pasto.

En la nota, el Crepad recordó que la alerta sobre el Galeras sigue en el nivel II o naranja, al que fue degradada el pasado miércoles por la tarde, horas después de la erupción.

Este nivel significa que es probable una nueva erupción “en término de días o semanas” , por lo que, advirtió la fuente, debe mantenerse la orden de evacuación de los pobladores de la zona de influencia de la cumbre volcánica, que suman más de 8.000.

El Crepad de Nariño resaltó que sólo 1.192 personas se han desplazado a los refugios establecidos en Pasto y las poblaciones de Nariño y La Florida.

La erupción del pasado miércoles estuvo precedida de una serie de cuatro sismos de 3,2, 3,4, 4,3 y 4,6 grados de magnitud en la escala abierta de Richter que se registraron entre los días 20 y 23 de agosto.

El Galeras, que cuenta con una altitud de 4.276 metros sobre el nivel del mar y está situado a unos 700 kilómetros de la capital colombiana, se reactivó en 1988.

Desde entonces ha hecho casi veinte erupciones, una de ellas trágica, la de enero de 1993, que dejó nueve muertos, incluidos seis vulcanólogos extranjeros que asistían a una observación científica, durante un congreso mundial sobre volcanes.