Bogotá. Las FARC criticaron al mandatario venezolano, Hugo Chávez, y a Cuba por su cercanía con el gobierno de Colombia y por reprobar su lucha armada, según un correo hallado en un computador de un fallecido líder guerrillero divulgado este sábado por el presidente Juan Manuel Santos.

Chávez pidió a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) abandonar la lucha armada y buscar una solución negociada al conflicto. Además, restableció relaciones diplomáticas con Bogotá.

"Las FARC-EP somos un ejército guerrillero móvil, irregular y ofensivo, autónomos, porque hemos trazado nuestra propia línea para autogobernarnos y tomarnos el poder", escribió en un correo electrónico Víctor Julio Suárez, alias "El Mono Jojoy", el jefe militar de esa guerrilla abatido hace 10 días.

"Eso ha molestado a cubanos, a Chávez y compañía, por eso son irrespetuosos y en momentos se unen en la lucha ideológica del enemigo para combatirnos", agregó el mensaje escrito el 13 de agosto y divulgado por Santos durante un acto de gobierno en la ciudad de Ibagué, la capital del departamento del Tolima.

En el sitio del bombardeo en el que murió Jojoy, considerado por el gobierno como el golpe más certero a las FARC en toda su historia, las autoridades militares encontraron cerca de 20 computadores portátiles y memorias USB con información detallada sobre el grupo rebelde.

"Siempre hemos luchado por no dejarnos aislar, saldremos adelante. Lo más importante es no confiar en los vecinos que manejan Estado, y con base a eso actúan. Guiarnos siempre con las políticas que hemos trazado para tratar con amigos y enemigos a nivel nacional e internacional", sostuvo el líder guerrillero en su mensaje a otros comandantes de las FARC, según el gobierno.

Santos dijo que el mensaje es una clara muestra del aislamiento que viven y sienten las FARC ante la comunidad internacional.

"Cada vez están más aislados, ya comienzan a sentirse aislados", afirmó el mandatario, quien recordó que en agosto las FARC anunciaron su interés de hablar ante la asamblea de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), sin encontrar ningún respaldo.