Según César Urueña, director de Socorro de la Cruz Roja Colombiana la temporada invernal por la que atraviesa el país es más grave que la que se afrontó entre enero y octubre del año anterior.

Según Ureña en dos meses el número de víctimas mortales se acerca al total de fallecidos que dejó la pasada ola invernal la cual duró casi 10 meses.

“Entre enero y octubre de 2010 teníamos 119 colombianos fallecidos por la temporada de lluvias, y entre septiembre y noviembre de este año registramos 95 muertes. En solo dos meses ya estamos por alcanzar la cifra de diez meses”, indicó.

Agregó que el panorama no es muy alentador, y que la situación tiende a complicarse “más cuando el Fenómeno de la Niña llegará a su madurez en el mes de diciembre, por lo que tendremos que estar a la espera de situaciones mucho más delicadas”

El funcionario señaló que durante los diez meses que duró la pasada ola invernal “29 departamentos resultaron afectados mientras que durante los dos meses que lleva la presente temporada de lluvias, al menos 27 departamentos se han visto afectados”.

La grave situación ha obligado a las autoridades a decretar alerta roja en siete de los 32 departamentos del país, sinedo los más afectados Antioquia, Chocó, Caldas, Tolima, Quindío, Valle y Nariño. En Chocó la emergencia por lluvia deja 18000 afectados. Los habitantes de Litoral de San Juan deben transitar dentro de sus viviendas en canoa, debido al desbordamiento de un río.

En tanto, en Bolombolo (Antioquia), ocho barrios también enfrentan las inclemencias del invierno. La Policía prepara un grupo especial para atender las emergencias en el país.

Entre tanto el panorama que presenta la oficina de Gestión de Riesgo no es muy alentador, el director de dicha oficina Carlos Iván Márquez, calificó como crítico el escenario que vive gran parte del país en torno al invierno.

Indicó que que se han registrado 480 emergencias (deslizamientos, inundaciones, avalanchas y tormentas eléctricas), que han dejado 95 muertos, 66 heridos y 315 mil damnificados.

"Estamos trabajando las 24 horas; estamos adelantando planes y estrategias especiales; buscamos reducir esta emergencia que se vive en gran parte de Colombia. Asimismo, se adelantan nuevos recursos que llegarán a las víctimas del invierno".