Bogotá. Una marcha de protesta acompañó este domingo las honras fúnebres y el sepelio de la niña muerta hace dos días en medio de un combate de subversivos de las FARC con militares a las afueras de la localidad sureña de San Vicente del Caguán, informó la prensa local.

Doris Adriana Mora, de 11 años, fue acompañada hasta el cementerio municipal por decenas de vecinos que escucharon el llamamiento a la manifestación de repudio que les hizo la madre de la menor, Aminta Mora.

"El llamado que yo hago a la comunidad de acá de San Vicente del Caguán es a que me acompañen en esta marcha de protesta", expresó la mujer en declaraciones previas a corresponsales de informativos de la radio y la televisión que se desplazaron a esa conflictiva localidad del departamento del Caquetá.

La niña murió el pasado viernes por la tarde en un sector periférico de dicha población por el que caminaba junto a una de sus hermanas y a su madre.

Las tres iban camino del domicilio familiar, en la zona rural cercana a San Vicente del Caguán, que en el pasado fue eje de un fracasado proceso de paz de los rebeldes con el gobierno.

Las tres quedaron en medio del fuego cruzado de rebeldes de las FARC que se movilizaban en una camioneta y militares que realizaban tareas de vigilancia por el sector.

Las autoridades castrenses en Florencia, la capital departamental, dijeron que la niña fue asesinada por los insurgentes, que pertenecían a la Columna Móvil "Teófilo Forero", reducto de elite del grupo al margen de la ley.

La madre de la niña dijo a la prensa que su esposo también murió a manos de las FARC hace poco más de once años, cuando ella estaba embarazada de Doris Adriana, quien era la menor de sus cinco hijos.