Bogotá. A partir de este martes Colombia es el epicentro de los negocios en América Latina. En Cartagena se reúnen hasta el 8 de abril, más de 550 de los empresarios más importantes del mundo en la quinta edición del World Economic Forum (WEF) para América Latina, en lo que el mexicano Emilio Lozoya, director del Foro para la región, ha llamado un voto de confianza hacia Colombia.

“El país fue elegido por los propios empresarios que forman parte del WEF (más de 1.000 de las más importantes en el ámbito global) para ser la sede, entendiendo el interés que despierta como destino de inversión”, dijo.

La elección se dio en 2008, luego de que el presidente Álvaro Uribe y Luis Guillermo Plata, ministro de Comercio Industria y Turismo, generaran el interés entre los empresarios.

Plata destacó que “la llegada de varios de los más importantes hombres de negocios del mundo demuestra la confianza que les genera el país y que se confirmará con su experiencia al venir a Colombia y estudiar posibilidades de inversión”.

Los visitantes llegarán de 40 naciones y, de acuerdo con el WEF, alrededor de 60% provendrán de países diferentes a América Latina.

El interés se entiende porque América del Norte y Europa están poniendo sus ojos en aquellas regiones que resultaron menos afectadas por la crisis financiera internacional, como es el caso de América Latina, que de acuerdo con proyecciones del Fondo Monetario Internacional crecerá este año 3,7%, mientras EE.UU. llegaría a 2,7% y la zona euro alcanzaría 1%. Según Lozoya esta realidad se potencia pues los países concentran flujos de inversiones por la solidez institucional y económica de la región, luego de la crisis.

Pero del WEF, además de posibilidades de negocios, también saldrán lineamientos para enfrentar el desarrollo social de la región. Por ello, la presencia de varios jefes de Estado como los de Guatemala, República Dominicana, Barbados, Costa Rica, Uruguay, Paraguay y Panamá, además del presidente de Colombia, Álvaro Uribe. En este sentido, hay que tener en cuenta que uno de los grandes objetivos de esta reunión es profundizar las relaciones entre las políticas públicas y el papel de la empresa privada, para que el crecimiento en América Latina sea incluyente.

Por esto, el director del WEF para la región manifestó que hay conciencia de que Latinoamérica ha mejorado sus niveles de pobreza, pero mantiene altas tasas de desigualdad, por lo cual el gran desafío es hacer cada vez más partícipes a los empresarios del mundo en la búsqueda de soluciones para reducir la brecha.

Otro de los temas de desarrollo económico y social que analiza el WEF, es el potencial de las tecnologías de la información. En esta área la entidad reveló este lunes que Colombia avanzó cuatro posiciones en el Índice de Potencial para la Conectividad, según el cual el país ocupó la posición 60, entre 133 naciones analizadas, que le representó avanzar cuatro lugares. En América Latina, Colombia está en la quinta posición, luego de Chile, Costa Rica, Uruguay y Panamá.

Para elaborar este índice se evalúan las debilidades y fortalezas de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) de los países, según el ambiente ofrecido por una nación para el desarrollo y la utilización de estas tecnologías; la preparación y disposición de los individuos, empresarios y el gobierno para aprovecharlas y la efectiva utilización de las TIC por parte de los actores mencionados.

Cuando se evalúa la efectividad de este tipo de eventos, el WEF se asegura de que los compromisos no se queden en retórica y letra muerta porque le da seguimiento a los compromisos de inversión, “hasta que se traduzcan en cheques”, señala Lozoya

Importancia de la cita. El nivel y dimensión de la reunión, que tiene por objeto hacer contactos y negocios, se advierte por la talla de los empresarios que asistirán: Graham Mackay, presidente mundial de la Cervecera SabMiller, la segunda más grande del mundo y propietaria de Bavaria; James S. Turley, presidente global de la firma de consultoría Ernst & Young; Emilio Azcárraga, presidente del Grupo Televisa SAB México; Woods Staton, presidente de Arcos Dorados, firma que maneja McDonalds en América Latina; Mark Cobben, director para las Américas de British American Tobacco (BAT); y Paul D. Bell, presidente de Dell.