Santo Domingo. La Comisión Interina de Reconstrucción de Haití pidió este martes a los países donantes desembolsar al menos la mitad de los recursos comprometidos para el primer semestre del 2011, para financiar un agresivo plan de recuperación tras el terremoto de enero pasado.

"Si esto se hace podemos recaudar mucho dinero y se estaría enviando un mensaje a la gente de que se está trabajando", dijo Gabriel Verret, secretario ejecutivo de la Comisión, durante una reunión que la entidad celebró la noche del martes en un hotel de Santo Domingo, encabezada por el ex presidente estadounidense, Bill Clinton.

Las áreas prioritarias definidas por la Comisión hasta el cese de sus operaciones, en octubre del 2011, son remoción de escombros, vivienda, creación de empleos, salud, agua potable, energía y desarrollo y fortalecimiento de capacidades, explicó Verret.

Los recursos que se están demandando a la comunidad internacional son en adición a los US$480 millones que la Comisión aprobó como presupuesto en la reunión del martes para financiar diversos proyectos, especialmente de remoción de escombros e infraestructura.

La reunión contó con la presencia del presidente dominicano, Leonel Fernández, quien señaló que uno de los retos del vecino Haití es legitimar los resultados de las recientes elecciones presidenciales, presionar para que la comunidad internacional cumpla sus promesas de ayuda y fortalecer sus instituciones.

En sus inicios, la comisión recibió las críticas del ex primer ministro de Jamaica, Percival J. Patterson, quien cuestionó los resultados del trabajo realizado hasta la fecha, se quejó por la tardanza con que se remite información vital a los integrantes de ese organismo y puso en duda que en lo que resta de vigencia esta entidad pueda cumplir su plan estratégico.

"No podemos jugar con el tiempo, es lo que menos tenemos y resulta inexplicable que a un año del terreno los haitianos estén aún viviendo en condiciones muy lamentables", dijo Patterson.

El Plan Estratégico que conoció la comisión establece que para octubre el 2011 se habrá retirado el 40% de los escombros dejados por el terremoto del 12 de enero y construido unas 6.000 nuevas viviendas, entre otras.

El primer ministro de Haití, Jean Max Bellerive, siguió por video conferencia la reunión desde Puerto Príncipe e intervino en varias ocasiones para referirse al plan estratégico.

Bellerive hablo del reto que implica para Haití la actual epidemia de cólera y la manera en que se ha ido reforzando la red sanitaria de prevención y atención a los enfermos, así como la necesidad de que se culmine el actual proceso electoral.