Cada minuto aparecen en redes sociales tuits solicitando auxilio para personas y mascotas atrapadas en edificios siniestrados por el terremoto de este martes en Puebla, Morelos, el Estado de México y la capital, donde hasta el mediodía del miércoles había más de 220 muertos confirmados por el gobierno federal. Algunos de los llamados son verdaderos, otros no y unos más, aunque ciertos, son publicados a destiempo, lo que provoca que esas imprecisiones compliquen el envío de apoyo a los lugares que necesitan con apremio de gente para trabajos de rescate.

El gobierno federal y sus pares locales han venido informado sobre una serie de acciones que toda persona debe tomar en cuenta, si pretende sumarse a las brigadas de apoyo en cualesquiera de las zonas siniestradas que el sismo de 7.1 grados, con epicentro en Axochiapa, que ayer golpeó al centro del país.

Ya las distintas dependencias federales, encabezadas por la Secretaría de Gobernación, han publicado un detallado listado de acciones que una persona debe atender primero para sumarse inmediatamente después a los rescates, evitando de esta manera que su buena fe termine entorpeciendo los trabajos de ayuda.

Apoya los rescates revisando tu propia casa. Todo mexicano interesado en ser parte de una brigada de rescate debe empezar primero por revisar el estado físico del lugar donde vive; identificar si existen o no fracturas en su vivienda, con lo que además estaría fortaleciendo la cultura de prevención y acción después de un sismo en México.

El gobierno de la Ciudad de México recomienda primero seguir estos pasos para apoyar luego a las víctimas:

-Revisa paredes, muros de carga, trabes, columnas, pisos y techos; busca posibles fisuras o fracturas que puedan afectar la estructura de tu vivienda.

-Desconecta los servicios de agua, electricidad, gas y telecomunicaciones, y revisa focos, interruptores, cables, módems, tuberías, cisternas, calentadores, cilindros, estufas, etc. Las fugas de gas pueden identificarse colocando agua con jabón en puntos de sospecha de desperfectos a esas instalaciones.

-Si encuentras desperfectos, pon a salvo a tu familia con otros seres queridos en mejor situación o busca albergues habilitados por las autoridades.

-Mantén siempre la calma de tu familia y verifica que tiene suficiente suministro de alimentos.

-Es recomendable tener a una persona fuera de tu zona de vivienda a la que puedas recurrir en caso de auxilio; si es así, ten cerca su contacto para que sirva de tu enlace con otras personas.

Si tu hogar está bien, infórmate y apoya. Si con la revisión del lugar donde te encuentras no hallaste afectaciones y sigues con ánimo de apoyar en los trabajos de rescate, entonces pregunta en los números telefónicos o páginas de Internet del gobierno, organismos civiles o medios de comunicación con credibilidad probada sobre las requisitos y las zonas siniestradas que demandan apoyo.

Pregunta en:

-Locatel, la Cruz Roja, los gobiernos locales o en la radio y TV noticiosas.

-También en Internet, en páginas de medios de comunicación.

-En redes sociales como Twitter o Facebook, pero discriminando aquellas solicitudes de ayuda que no parezcan verdaderas.

Prepárate para apoyar a los damnificados

Una acción de apoyo es la colaboración con la entrega de víveres y otros artículos con los que las víctimas puedan subsistir en los albergues.

-Lleva a los centros de acopio y los albergues alimentos enlatados; fáciles de preparación, como la comida instantánea. Agua y medicamentos como alcohol o analgésicos y antibióticos siempre hacen falta en situaciones de catástrofe natural.

-También son necesarias prendas de vestir como suéteres, pantalones, zapatos, playeras y mantas para protegerse del frío.

-Hacer un donativo económico también es ayudar.

-Si hallaste un lugar en las brigadas de rescate, pero eres un civil con poca experiencia en estas acciones de apoyo, acércate a los que saben; lleva ropa resistente como jeans y de mangas largas, y zapatos del tipo industrial, que te protegerán en momentos de remoción de los escombros.

-Prepara un “kit personal” de medicamentos que pudieras necesitar.

-Lleva herramientas que tengas a la mano que pudieran ser útiles para ti o terceras personas que también brindan su apoyo. Palas, picos, costales y los llamados marros, así como gatos hidráulicos y cortadoras de concreto pueden reducir los tiempos del rescate y alargar las posibilidades de supervivencia de las personas atrapadas.

-Siempre sigue las órdenes de las personas que dirigen las actividades de apoyo.

Cómo protejo también a una mascota. No sólo los humanos resultan afectados en situaciones de desastre natural. Los animales también y siempre necesitarán ayuda. En cómo actúas estará el resultado de supervivencia para tu mascota.

-Mantén la calma si el animal se encuentra asustado.

-Ten cerca algún tipo de medicamento que mientras pueda palear cualquier golpe que el animal haya sufrido y en tanto es llevado con un veterinario.

-Es importante considerar alimentos como croquetas y botellas con agua. También carga contigo una bolsa para recoger sus heces.

-Si es tu mascota, procura siempre tenerlo con un collar de identificación y una fotografía suya que servirá en caso de extravío.

-Ten siempre mucha paciencia; el animal estará más asustado que tú por el sismo, trata de tranquilizarlo.

-Busca en redes sociales si alguien extravió su mascota; en Twitter hay hashtags como #PerroEncontradoCDMX o #GatoEncontradoCDMX.

Recomendaciones y advertencias. Evita complicar los trabajos de rescate. No permitas que niños se acerquen a las zonas siniestradas, pues podrían resultar afectados. No corras sobre escombros, el suelo de más abajo podría estar inestable y lo mejor siempre será hallar un piso firme.

Tampoco satures las redes de telecomunicación, principalmente las de voz, si conoces que el estado de integridad de tus familiares es sano; mejor envía SMSs o datos y deja que personas que no han hallado a los suyos sigan en su búsqueda.