Nueva York. Un juez de Nueva York le concedió este jueves una fianza a Dominique Strauss-Kahn, ex jefe del Fondo Monetario Internacional, quien prometió luchar contra los cargos de que intentó violar a una empleada de un hotel en Manhattan.

El juez de la Corte Suprema de Nueva York Michael Obus dijo que Strauss-Kahn, de 62 años, puede ser liberado con el pago de una fianza de US$1 millón en efectivo y determinó que deberá estar bajo arresto domiciliario y con monitoreo electrónico.

Estas condiciones habían sido propuestas por los abogados de Strauss-Kahn.

Formalización. Strauss-Kahn ha sido formalmente acusado de intento de violación de una empleada de un hotel, dijeron este jueves fiscales de Nueva York.

Los fiscales también dijeron a la Corte Suprema de Nueva York que se oponían a la petición de fianza por razones de procedimiento.

La acusación, hecha por un gran jurado, supone que se han presentado cargos formales y que el caso puede llegar a juicio si Strauss-Kahn se declara no culpable. Los abogados han declarado que planea declararse no culpable.

A Strauss-Kahn, un hombre acostumbrado a los hoteles de lujo y a vuelos en primera clase, se le negó la fianza el lunes en la Corte Criminal de Manhattan y ha pasado las tres últimas noches en la prisión de Rikers Island de Nueva York.

Niega enérgicamente las acusaciones de acto sexual criminal, intento de violación, abusos sexuales y retención ilícita, en una carta difundida el miércoles por el FMI, en la que se anunció su renuncia.

"Quiero dedicar toda mi fuerza, todo mi tiempo y toda mi energía para demostrar mi inocencia", escribió Strauss- Kahn.

El ex director gerente del Fondo Monetario Internacional se enfrenta a hasta 25 años de prisión si es condenado.

Fue detenido por la policía de Nueva York el sábado, a bordo de un vuelo de Air France minutos antes de que despegara a París.

Los fiscales dijeron que alrededor de las 1600 GMT Strauss-Kahn agredió sexualmente a una camarera del hotel Sofitel en Manhattan, que intentó violarla y después, al no tener éxito, la obligó a tener sexo oral con él.