Ciudad de Guatemala. Con una hora de retraso se inició la sesión de cambio de mando en el Congreso guatemalteco, dado que el programa de inicio estaba para las 9 horas, pero hasta las 9:30 horas solo 81 parlamentarios se había hecho presente al Hemicliclo.

Invitados como los presidentes de las cortes Suprema y de Constitucionalidad, magistrados, procurador de los Derechos Humanos y otras personalidades tuvieron que esperar algunos momentos para que se integrara el pleno.

Los diputados electos tomarán posesión y elegirán a la nueva Junta Directiva, de quien trascendió será presidida por el patriotista Gudy Rivera.

Media hora después del inició de la sesión, llegó el presidente Álvaro Colom, acompañado del ministro de Gobernación, Carlos Menocal y el secretario de Comunicación Social, Ronaldo Robles.

Luego de la lectura del acta de sesión, por el diputado Christian Boussinot, intervino el presidente saliente del legislativo, Roberto Alejos, para darle lugar a la revisión de credenciales de los diputados que, a partir de este sábado, integrarán la séptima legislatura.

Seis diputados no pudieron tomar posesión de sus curules por procesos que no pudieron dilucidar previamente siendo tres de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE)- Gran Alianza Nacional (Gana) y tres más del Partido Patriota. 

César Augusto Sandino Reyes, Elsa Leonora Cuy Isem y Byron Chacón, los tres electos por la coalición de la UNE y la Gran Alianza Nacional y Marvin Estuardo Díaz Sagastume, Simón Penados Gómez y Edwin Castillo Castillo del Partido Patriota.

Roberto Alejos se despide. En su discurso de despedida, el presidente saliente del congreso de la República, Roberto Alejos agradeció el apoyo y confianza para su gestión parlamentaria, destacando el avance en leyes importantes para fortalecer el sistema de justicia en el país.

Alejos además advirtió, en un discurso que no superó los 15 minutos, a la siguiente legislatura de las críticas que, al igual que en su gestión, serán constantes "pero fortalecen.