Nueva York. El Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró este jueves la prohibición de vuelos sobre el espacio aéreo de Libia y autorizó el uso de la fuerza para proteger a los civiles, además de exigir un cese inmediato de la violencia en ese país.

En una resolución adoptada con diez votos a favor y cinco abstenciones –China, Rusia, India, Brasil y Alemania–, el Consejo autoriza a los Estados miembro de las Naciones Unidas a tomar "todas las medidas necesarias" para proteger a los civiles de los ataques de las fuerzas del gobierno.

El texto, promovido por Líbano en nombre de la Liga Árabe, Francia y Reino Unido, también refuerza el embargo de armas impuesto anteriormente a Libia, según señala un comunicado de la ONU.

La zona de exclusión aérea prohíbe todos los vuelos en el espacio aéreo de Libia, excepto los que transporten ayuda humanitaria o evacuen a nacionales de otros países.

El documento también estipula que todos los países deben negarle el permiso de aterrizar, despegar y sobrevolar su territorio a los aviones con registro u operación de Libia, a menos que hayan sido aprobados de antemano por el Comité de Sanciones del Consejo de Seguridad.

Del mismo modo señala que los Estados miembro de la ONU deberán prohibir el despegue, aterrizaje y sobrevuelo de cualquier aeronave sospechosa de transportar armas o mercenarios a Libia.

Además, la resolución refrenda y amplía el congelamiento de activos de los dirigentes libios y las restricciones de viaje a la cúpula del gobierno.

La embajadora de Brasil, Maria Luiza Ribeiro Viotti, explicó que su país se abstuvo en la votación, no porque apoye al gobierno de ese país, sino porque tiene dudas de que la resolución logre el objetivo de poner fin a la violencia y proteger a los civiles.

“También estamos preocupados de que esas medidas tengan el efecto no deseado de exacerbar las tensiones en el terreno y causen más daño que bienestar a los mismos civiles que nos hemos comprometido a proteger”, dijo Ribeiro Viotti.

Por su parte, el embajador alterno de Colombia, Néstor Osorio, dijo que su país votó a favor de la resolución porque está convencido de que su propósito es esencialmente humanitario.

“No hemos votado a favor del uso indiscriminado de la fuerza ni a favor de la ocupación de un Estado. Hemos votado a favor de medidas que buscan proteger a la población civil de inminentes ataques provenientes de un gobierno que con sus actos y declaraciones ha mostrado que no está a la altura de la responsabilidad internacional que tiene de proteger a su población”, explicó el diplomático.