Según el estudio de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), organización adscrita a la Organización de Naciones Unidas (ONU), la población de consumidores de cocaína en el Sur creció en un 3% el 2009, en comparación del 2% que se registró el año 2008

El documento revela que los países sudamericanos donde más consumo de cocaína existe son cuatro. “El abuso de cocaína parece estar aumentando en varios países del Cono Sur, como la Argentina, Brasil, Chile y Uruguay”, detalla el documento.

El estudio revela además que las personas que padecen problemas de drogadicción en América del Sur consumen mayormente cocaína (cerca del 50%), mientras que cannabis o marihuana 26%. Entre 1997 y 2006 la fabricación potencial de cocaína en Sudamérica se mantuvo entre las 800 y las 1.000 toneladas anuales.

La organización mostró como dato relevante el aumento del consumo de cocaína en la población escolar. En ese segmento, se muestra en el informe, los jóvenes uruguayos se ubican en el primer lugar del listado de mayores consumidores de Sudamérica. “La mayor prevalencia de abuso de cocaína durante el año anterior en las personas de 15 y 16 años de edad fueron Uruguay (el 3,7%), Chile (el 3,21%), y la Argentina (el 3,16%)”, precisa el documento.

En cambio, en los países del Norte la marihuana es la droga con más impacto entre los consumidores. Estados Unidos y México son los países que más adquieren el estupefaciente y Canadá es el que más produce.

“Alrededor de 38 millones de personas consumieron drogas ilícitas en EE UU en 2009, lo que representa un aumento de 2,5 millones con respecto a 2008. El cannabis (marihuana) sigue siendo la droga que más se consume, con 28,5 millones de usuarios”, revela el estudio de la JIFE.

“Un aspecto que inquieta especialmente a la Junta es el consumo cada vez mayor por los jóvenes de ese país de cannabis y de medicamentos de venta con receta que contienen sustancias controladas”, explica el organismo.
Estados Unidos aumentó el consumo de todas las drogas, excepto la cocaína.

Sobre la producción de marihuana, Canadá es la nación que más produce esta droga. “El cannabis (marihuana) sigue siendo la principal droga ilícita producida en el Canadá. En 2009 los funcionarios policiales canadienses se incautaron de más de 34 toneladas de hierba de cannabis”.

Aumento de drogas químicas. El último estudio de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) identifica a la metanfetamina como la droga sicotrópica más consumida en América del Norte y al éxtasis en el Cono Sur.

“El abuso de metanfetamina aumentó en los Estados Unidos; en 2009, el 0,5% de las personas mayores de 12 años la habían consumido durante el año anterior, en comparación del 0,3% en 2008... El incremento de la incautación de metanfetamina en la frontera sudoccidental de los Estados Unidos es de 2,2 toneladas en 2008 a alrededor de 3,5 toneladas en 2009”, explica el informe.

La metanfetamina es una droga estimulante que afecta el sistema nervioso central y es similar en estructura a la anfetamina. Es un polvo blanco, cristalino, inodoro y amargo que se disuelve fácilmente en agua o alcohol y que se puede fumar, inhalar, inyectar o tomar de forma oral.

En cambio, en Sudamérica la droga química más consumida es el éxtasis.“Según un estudio epidemiológico sobre el consumo de drogas sintéticas en los estudiantes universitarios de la subregión andina, la mayor prevalencia durante la vida del abuso de MDMA (éxtasis) en los estudiantes correspondía a Colombia (alrededor del 3,5%), Ecuador, Perú y Bolivia”, dice el estudio.

El éxtasis es una sustancia psicoactiva estimulante y empatógena de sabor amargo.

Los datos de la JIFE en Europa. España es el país europeo donde más cocaína se consume, por delante de Inglaterra e Italia, según el informe de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE).

La prevalencia anual del consumo de cocaína en España es del 3,1% entre la población de 15 a 64 años, superando a Inglaterra, donde el uso de la cocaína es de 2,4%, y a Italia, con el 2,2% de la población antes citada por edad. La cocaína es la segunda droga que más se consume en Europa después de la marihuana.