Sao Paulo. Una corte de justicia brasileña condenó este martes a dos pilotos estadounidenses por negligencia por su rol en un accidente aéreo de un avión comercial sobre la Amazonía en el 2006 que le costó la vida a 154 personas, pero el juez suspendió su sentencia.

Joseph Lepore y Jan Paul Paladino volaban un pequeño jet ejecutivo que golpeó sus alas con un Boeing 737 operado por la aerolínea brasileña Gol, lo que causó que la aeronave de pasajeros se estrellara en la selva en lo que fue uno de los peores desastres aéreos en la historia de Brasil.

El juez federal Murilo Mendes, del estado de Mato Grosso, dijo el lunes en la noche que los dos pilotos no habían revisado en forma adecuada el equipamiento de su avión, que los habría alertado de la presencia de otras aeronaves en las cercanías.

Lepore y Paladino, quienes resultaron ilesos en el incidente y lograron aterrizar su aeronave a salvo, han negado consistentemente haber tenido alguna responsabilidad en el accidente.

Mendes suspendió una sentencia de cuatro años de prisión y en su lugar solicitó que los pilotos realizaran servicio a la comunidad en Estados Unidos. El juez también suspendió temporalmente sus licencias de pilotos.

Los pilotos no estuvieron en la corte durante la sentencia. Ellos no han vuelvo a Brasil desde el accidente.

Funcionarios brasileños criticaron duramente a los pilotos estadounidenses en las primeras semanas tras el accidente, pero un informe preliminar emitido por la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) en el 2006 sostuvo que ambos aviones habían sido autorizados para volar a 37.000 pies de altura (11.000 metros).

La atención se centró posteriormente en las quejas a los controladores de tránsito aéreo sobre una excesiva carga de trabajo, bajos salarios y puntos ciegos en la cobertura de los radares.