Islamabad. Una corte anti-terrorismo de Pakistán emitió una orden de arresto contra el ex presidente Pervez Musharraf en conexión con el asesinato de la ex primera ministra Benazir Bhutto, ocurrido en el 2007, dijo este sábado un portavoz del ex gobernante.

Bhutto murió en un atentado suicida y por disparos cuando realizaba un mitin electoral en la ciudad de Rawalpindi el 27 de diciembre del 2007, semanas después de que regresara a Pakistán tras un exilio autoimpuesto.

Su asesinato es uno de los acontecimientos más impactantes de la turbulenta historia de Pakistán y continúa rodeado de misterio.

"El tribunal ha emitido una orden de arresto y pedido de comparecimiento ante el juez durante la próxima audiencia, el 19 de febrero", dijo el portavoz de Musharraf, Saif Ali.

Ali afirmó que la decisión se basaba aparentemente en un informe de la Agencia Federal de Investigación que vinculaba a Musharraf con el caso. El fiscal público no estuvo disponible inmediatamente.

Musharraf, un ex jefe militar que llegó al poder con un golpe de Estado en 1999, ha vivido en un exilio autoimpuesto desde que dimitió bajo la amenaza de ser procesado en el 2008. Pasa la mayor parte de su tiempo en Londres y Dubái.

No obstante, el ex mandatario ha expresado su intención de volver a Pakistán y dijo que pretendía establecer las oficinas de su nuevo partido político en marzo.

La orden de arresto contra Musharraf se produce después de otra emitida en diciembre contra dos altos funcionarios de la policía acusados de no brindar medidas de seguridad adecuadas a Bhutto antes de su asesinato.

Un informe de una comisión de Naciones Unidas presentado en Nueva York el año pasado dijo que cualquier investigación creíble sobre el asesinato de Bhutto no debería descartar la posibilidad de que miembros del Ejército o altos funcionarios de seguridad pakistaníes estuvieran implicados.

El informe criticó duramente a las autoridades pakistaníes, diciendo que habían "obstruido gravemente" la investigación. La pesquisa inicial culpó a un líder talibán pakistaní y aliado de Al Qaeda, Baitullah Mehsud, por el asesinato de Bhutto.

Musharraf, que fue objeto de al menos dos atentados, ha negado repetidamente que las agencias de seguridad, el Ejército o él mismo estuvieran implicados en el asesinato de su rival.