Amsterdam. El fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI) dijo el viernes que su oficina mantenía un "contacto informal" con el Saif al-Islam, hijo prófugo de Muamar el Gadafi, sobre su posible su entrega al tribunal de crímenes de guerra.

Saif al-Islam huyó después de que fuerzas leales a los nuevos gobernantes de Libia capturaran y aparentemente mataran a su padre a las afueras de su ciudad natal, Sirte. Se cree que Saif al-Islam ha entrado a Níger desde la frontera sur de Libia.

"A través de intermediarios, tenemos un contacto informal con Saif. La oficina del fiscal ha dejado claro que si se rinde a la CPI, tiene derecho a ser escuchado en el tribunal, es inocente hasta que se demuestre su culpabilidad. Los jueces decidirán", dijo el fiscal Luis Moreno Ocampo en un comunicado.

"Además, sabemos por canales informales que hay un grupo de mercenarios que se están ofreciendo pasar a Saif a un (país) africano que no forma parte del Estatuto de Roma de la CPI. La oficina del fiscal también está explorando la posibilidad de interceptar cualquier avión dentro del espacio aéreo de un estado parte con el fin de hacer un arresto", dijo.

Los países que no forman parte en el Estatuto de Roma no están obligados a entregar a sospechosos.

"Este es un proceso legal, y si los jueces deciden que Saif es inocente, o si ha cumplido su condena, puede solicitar a los jueces que le envíen a un país diferente, siempre y cuando ese país lo acepte", agregó.