San José. La Comisión de Emergencias (CNE), a través del oceanógrafo Omar Lizano, descartó los riesgos para Costa Rica por un eventual maremoto originado por el terremoto y tsunami en Japón este viernes.

Hasta ahora, el organismo gubernamental ha decretado una alerta verde, y se ha descartado un peligro de tsunami, ya que el oleaje se incrementará en 0,8 metros adicionales, lo que implicará la formación de olas de 2,3 metros de altura que llegarán a las costas ticas a las 16:00 horas local.

En tanto, la cancillería recomendó a las personas interesadas en localizar a familiares y cercanos que estén en la isla que establezcan comunicaciones a través de de la embajada de Costa Rica en Japón.

Sin embargo, para algunos especialistas, los sistemas de monitoreo y ordenamiento espacial costero deberían ser mejorado. “La fosa del Pacífico podría generar ondas que afecten las costas, por la cercanía podrían llegar en minutos”, indicó Jorge Jiménez, un oceanógrafo consultado por La Nación.