Tultepec, México. La cifra de fallecidos por una serie de fuertes explosiones ocurridas en un mercado de pirotecnia ubicado en las afueras de la capital mexicana subió este miércoles a 32, mientras que 46 personas permanecían internadas con heridas, dijeron autoridades.

Los cuerpos de 10 de las 32 víctimas fatales ya fueron entregados a sus familiares, mientras que otros 18 se encontraban aún sin identificar, informó el secretario general de Gobierno del Estado de México, José Manzur, en conferencia de prensa.

El mercado San Pablito, que se encuentra en municipio de Tultepec del Estado de México y donde durante la temporada de fin de año se venden unas 300 toneladas de explosivos, quedó destruido en un 80% tras las explosiones ocurridas el martes.

Entre las ruinas del mercado, que despedían un fuerte olor a quemado pero donde aún permanecía un gran cartel que decía "Capital de la pirotecnia", Guadalupe Sánchez buscaba a su tío de 52 años, dueño de un puesto de venta de fuegos artificiales que estaba desaparecido junto con sus dos sobrinos de 9 y 15 años.

"Es una desgracia muy fea, no hay palabras para decirlo", dijo la mujer, quien narró que ya había buscado a sus familiares en hospitales, pero sin éxito.

El fiscal estatal Alejandro Gómez informó previamente que se realizarán diversos peritajes para determinar las causas de la explosión así como pruebas de ADN para identificar los cuerpos, muchos de los cuales quedaron completamente calcinados.

Los ojos están puestos sobre el Instituto Mexiquense de la Pirotecnia, una instancia del estado que regula la producción y venta de estos productos, y que días atrás dijo que el mercado era el más seguro de América Latina.