Montevideo. Autoridades sanitarias uruguayas estiman como inevitable que Uruguay desarrolle casos de dengue autóctono y advierten del riesgo de transmisión de la enfermedad ante el trasiego de viajeros para el Mundial Brasil 2014.

"Tarde o temprano (habrá casos de dengue autóctono)", señaló el ministro interino de Salud Pública, Leonel Briozzo, en declaraciones que hoy recoge la prensa local.

Briozzo fundamentó sus dichos en que el país no tiene "barreras geográficas" y que el mosquito que lo transmite tiene presencia en el territorio desde hace años.

Recordó que hasta el momento Uruguay y Chile son los únicos países de la región que no tienen casos de dengue autóctono.

En tanto, la directora de Epidemiología del ministerio de Salud, Raquel Rosa, opinó que las condiciones para desarrollar el dengue autóctono están y es "inminente que pueda llegar".

No sabemos cuánto tiempo vamos a mantener esta situación (de país libre de dengue)", reconoció Rosa.

Las autoridades del ministerio coincidieron en que sería un "éxito" si luego del Mundial el país se mantuviese sin casos autóctonos de la enfermedad.

En ese sentido, exhortaron a la población a intensificar las tareas de prevención para evitar la reproducción del mosquito Aedes aegypti, transmisor del dengue.