Tokio. El operador de la planta nuclear de Fukushima, dañada en el terremoto en Japón, comenzó este lunes a inyectar agua en el reactor recalentado con el fin de lograr su refrigeración, dijo la agencia de noticias Jiji.

Como consecuencia de ello, Tokyo Electric Power dijo que los niveles de agua han subido y cubren ahora la mitad de las barras de combustible, que han sufrido daños en algunas de sus piezas.

El operador informó también que ha abierto las válvulas de vapor en el reactor número 2.

Antes, Tokyo Electric Power Co dijo que las barras de combustible dentro del núcleo del reactor número 2 quedaron casi totalmente expuestas.

El informe de Jiji indicó que no podía descartarse una fusión del núcleo, que podría causar daños al recipiente del reactor y una posible fuga radiactiva, según los expertos.