Tepco, la empresa operadora de la central nuclear de Fukushima en Japón, fijó en casi US$12.000 la suma de las indemnizaciones que entregará a cada una de las familias afectadas por la radiación.

La lista de personas beneficiadas suma más de 80 mil.

Las consecuencias económicas del incidente nuclear fueron enormes.

Luego del terremoto que afectó la costa oriental del país, los métodos de enfriamiento de los reactores fallaron y las altas temperaturas derritieron el núcleo y esparcieron radiactividad hacia fuera de la planta.

La catástrofe obligó a evacuar a las personas que habitaban en un radio de 20 kilómetros alrededor de la central. El gobierno japonés presionó a la empresa para que comience a indemnizar a los afectados por sus gastos médicos y el lucro cesante por la paralización de toda actividad productiva.

"Creo que Tepco debe asumir la responsabilidad de estos pagos para compensar los daños causados por el accidente de la central" dijo el ministro de Comercio, Banri Kaieda.

Además, el funcionario aclaró que esta indemnización no será definitiva y clamó por que se efectivice rápidamente.

Beneficio para municipios afectados. La firma había ya propuesto la suma de US$240 mil para los municipios afectados, una cifra que indignó a los representantes locales, quienes adujeron que representaba sólo US$12 por persona que vive en esas poblaciones.

La pesca fue una de las más afectadas por la zona de prohibición establecida, que abarcaba también el radio de 20 kilómetros. El vertido de aguas radiactivas al mar podría complicar aún más la situación.

"La industria pesquera, que se ha visto afectada por el accidente, va a ser incluida, evidentemente, en las compensaciones" dijo el vocero del gobierno, Yukio Edano.