Santiago. Máquinas perforadoras lograron este domingo hallar con vida a los 33 operarios atrapados en una mina subterránea en el norte de Chile, luego de más de dos semanas incomunicados, aunque las labores de rescate demorarán meses.

A continuación, una cronología de los eventos de uno de los peores accidentes mineros en la historia del país:

* El 5 de agosto se produce un derrumbe al interior de la pequeña mina de cobre y oro San José, cerca de las 14.00 hora local (1800 GMT), en el extremo norte de Chile.

* Pero sólo en la noche del jueves 5 de agosto se informa la gravedad del accidente. Tras hablarse primero de 25 mineros atrapados, luego se eleva la cifra a 33 y se conoce que están a unos 700 metros de profundidad sin posibilidad de saber en qué condiciones están.

* El ministro de Minería, Laurence Golborne, suspende su visita a Ecuador el 6 de agosto y regresa a Chile para encabezar las labores de rescate de los mineros. Inmediatamente se traslada a la mina, ubicada a 800 kilómetros de Santiago.

* El 6 de agosto rescatistas ingresan por una de las chimeneas de ventilación a la mina, pero al día siguiente desechan esa opción por problemas de seguridad y bloqueo del ducto por el que se había planeado descender al refugio.

* El presidente Sebastián Piñera suspende su visita a Colombia y regresa al país el 7 de agosto para acompañar a los familiares de los mineros que acampan en las afueras de la mina siniestrada.

* El 8 de agosto, máquinas de sondaje inician sus labores de perforación de pequeños ductos para intentar dar con la zona del refugio.

* El 11 de agosto, el presidente Piñera destituye a directivos del regulador de la actividad minera y ordena la intervención del organismo.

* El 12 de agosto, el ministro de Minería dice que las posibilidades de hallar con vida a los mineros son bajas.

* El 19 de agosto, una sonda que llevaba 726 metros de profundidad fracasa en su objetivo de dar con el lugar en que se pensaba estaban los rescatistas. Pero otras ocho sondas continúan adelante con sus labores de perforación.

* La madrugada del domingo 22 de agosto una tercera sonda logra romper fondo a unos 688 metros de profundidad y luego se sienten ruidos que abren las esperanzas de que los mineros podrían estar con vida.

* Pasado el mediodía del 22 de agosto, el ministro de Minería saca un testimonio de una de las barras de acero de la máquina de sondaje que dice: "Estamos bien en el refugio, los 33".